No somos todos iguales.

Para comenzar reflexionemos: 

No todos somos iguales, no hay dos personas iguales en el mundo. No existe una persona igual a la otra respecto a lo físico, a los sentimientos o a los gustos. Por lo tanto, considero que no hay un vendedor igual a otro, así como también pienso que no existen consumidores idénticos. Resumo que cada persona puede reaccionar de manera distinta sobre un mismo contexto a causa de la audición.

Como dije en el párrafo anterior, en el mundo somos todos distintos. A la hora de incorporar música en un salón de venta, debemos tener en cuenta lo siguiente: 

-Puede llegar a no gustarles la misma música a todos los consumidores

-Los gustos del dueño no son los mismos que el de un cliente 

-La música que identifica una marca puede gustarles o no a los seguidores 

Seguramente hay métodos para aplicar en diferentes grupos de consumidores. Pero considero que no todos llegan al mismo uso u objetivo.  

Con respecto a mi experiencia

En un momento crítico del país contaba con la oportunidad de poder expandirme mediante sucursales en el área alimenticia, con la empresa que emprendía.  Tenía todo para crear mi tercera sucursal, estaba creciendo exponencialmente, pero en un momento determinado apreté “stop” y me senté a reflexionar; llegando a la conclusión de que contaba con muchas necesidades por cubrir en mis locales.

Me preguntaba: ¿Que me falta realmente a mí? ¿Por qué no puedo mejorar la venta en mi local? Comencé a explorar y a tomar ciertas cuestiones de la competencia, quien incorporaba carteles publicitarios. Ellos contaban con facturación moderna, entonces yo también tenía en cuenta su sistema de facturación. Ellos tenían audiomarketing y yo no iba a ser menos, también lo quería. Así lograba mejorar el ingreso de tickets diarios. Tomando como referencia ciertos ítems al menor costo, ya que no podía competir con gran inversión, implementé una publicidad perfecta para llegar a la inconsciencia de mis clientes. 

Fuí tan obsesivo  en mis necesidades que empecé a compartir las soluciones.
La venta tradicional de promoción, ofertas, precio y calidad la dejé a un costado (metafóricamente hablando) ya que la gente está buscando una venta no tradicional para vivir experiencias distintas y positivas, o sea esas sensaciones que no se puede encontrar a través de las ventas online. 
Es por eso que las grandes empresas empiezan abarcar el marketing sensorial. Es ideal implementar el audio marketing acompañado con la venta sensorial, tal y como lo realicé en mis locales. Tenemos que enamorar al cliente y para eso  bastará con un trabajo de equipo, como de la puesta en marcha del marketing sensorial de la marca.


Hablando de lo que respecta el blog y teniendo en cuenta mi experiencia con audio marketing en mi locales comerciales: 

Considero que no podemos dejar de oír, si o sí vamos a escuchar. ¿Cuántas veces escuchamos una canción, sonido o frase que nos recuerda a algún momento en particular, especialmente cuando disfrutamos? Es porque, de alguna manera, quedó en el inconsciente, lo recuerda y toma una decisión por el consciente de manera racional. Si analizamos bien, optimizar la tonalidad de la voz es esencial para una venta. Esto debe ir de la mano con el audiomarketing para ayudar a esa venta personal, combinando la atención con la musicalización y al recordatorio de la marca con diferentes mensajes que quedarán guardados en su inconsciente. 

No solo debemos poner música y listo, sino que debemos tener en cuenta nuestro público objetivo y cómo se comporta éste. Es importante contar con el conocimiento del contexto, por ejemplo la época del año, el día o el lugar donde se encuentra el punto de venta.

Desde el inicio de este escrito recalco que no todas las personas son iguales. A todos no se les vas hablar con la misma tonalidad, como tampoco la musicalización del salón será de gusto para todo el mundo por igual. Lo importante es que nuestra imagen sea recordada. Un local de venta de productos para jóvenes, discrimina musicalmente para la selección de su público objetivo, pero a su vez logra penetrar en el inconsciente su marca. 

En diferentes momentos de la vida, la música o los sonidos nos marcan, es por eso que debemos hacernos todas las preguntas necesarias para tener un buen inicio con audio marketing.

Me pasó cuando era pequeño. Recuerdo que mi abuelo me mandaba a la despensa de “Don Juan” y él escuchaba la radio AM en un aparato antiguo. Era impresionante la cantidad de clientes mayores que compraban. Pero no voy a ese tema, si no que a mi  no me gustaba la radio AM que se escuchaba en ese lugar. Cómo son las vueltas de la vida que luego de varios años, cuando sin querer coloqué el dial de AM en el estéreo de mi auto, me acordaba de las veces que me mandaba mi abuelo y me negaba ir a la despensa porque escuchaban ese dial en su local. 

No solo la venta es efectiva optimizando la utilización de lo  sentidos para vender. También debemos asimilar que el contorno debe ser acorde a nuestro objetivo. No sirve de nada trabajar en una campaña de audio marketing si ni siquiera invertimos en los equipos de musicalización, a menos que quieran ser como Don Juan.

Publicado por Ivan Figueroa

Fanático por la música y la venta al público. Una mezcla ideal para saber de audiomarketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: